Proteger, proteger y proteger. Cuántas veces hemos escuchado esta palabra en los últimos meses ¿verdad?

Proteger, proteger y proteger. Cuántas veces hemos escuchado esta palabra en los últimos meses ¿verdad?

La evolución tecnológica y la globalización han estrechado sus manos y han situado los datos personales que circulan por nuestros aparatos, por internet y por las redes sociales en un lugar dominante.

La información es una mercancía valiosa y apetecible que nos permite caminar con ventaja. Cubrir la puerta de entrada y de salida de nuestros datos puede parecer una tarea compleja, pero no es así. La tecnología nos permite hacerlo a golpe de clic.
Hoy eres el elegido para empezar a cambiar tu ciberseguridad y tu transparencia. ¿Preparado?

 

Así influyen tus negocios B2B en la sociedad

En la economía, en el crecimiento, en la reputación… Sea donde sea, las compañías tienen una gran influencia sobre la sociedad, en general. Las empresas y las sociedades pretenden generar un cambio capaz de impulsar la innovación.
Sin embargo, parece que para comprender la historia de estas compañías, primero es necesario comprender la historia de los intercambios comerciales.
Llamamos B2B a las relaciones comerciales entre empresas. Hemos tirado de su hilo histórico y hemos dado con el origen.
En sus inicios, el término B2B se utilizaba para definir “la transmisión de información referente a transacciones comerciales”. Las facturas o los pedidos son algunos ejemplos.
Con el paso del tiempo, fue incluyendo nuevas actividades que atendían al comercio en la red.
El B2B, o negocios con negocios, se enfoca en la transmisión de información entre fabricantes y distribuidores de un producto.
El resultado de estas relaciones constituye un punto importante para las empresas, pues no solo es interesante el material que intercambian, sino también los documentos.
Hay que protegerlos debidamente para que puedan seguir funcionando con éxito.¿Alguna vez habías pensado en la importancia de protegerlos? 
 

El contexto actual de los negocios B2B

Los negocios B2B cumplen un papel fundamental en el mercado y en la sociedad. Y esto es algo que ocurre porque las relaciones entre empresas lideran gran parte de las relaciones del mercado. Sea por proveedores, o sea porque se trata de empresas que prestan servicios a otras compañías, el B2B es un escenario sobre el que baila nuestra economía.

Las transacciones comerciales entre empresas presentan grandes ventajas para sus implicados:

- Mayor seguridad y rapidez comunicativa, sobre todo al no tener que depender de consumidores individuales, sino de sociedades, donde la responsabilidad aumenta.
- Despersonalización en las relaciones comerciales.
- Los datos son integrados directamente en las bases de datos o en los sistemas de la compañía.
- Los costes de operación se reducen, ya que el proceso de negociación es mucho más rápido.

Los negocios B2B han experimentado un gran auge en los últimos años, algo que se intensifica, todavía más, gracias al ámbito digital.
 

¿Cuándo deben proteger los datos las empresas B2B?

Siempre. Pero dentro de este valor infinito queremos destacar dos momentos concretos: cuando se envían ofertas comerciales y cuando se intercambia información con los proveedores.

Los datos de una oferta comercial

¿Sabes cuáles son los datos que incluyen estos documentos? El nombre, la razón social, el domicilio de las partes implicadas, las características del servicio, el precio final, los procedimientos de pago, los plazos de entrega, los sistemas de reclamaciones, los derechos de consentimiento, etc. Estos son solo algunos de los datos que pueden incluir las ofertas comerciales que intercambian unas empresas con otras

El objetivo de la oferta comercial

¿Cuándo deben proteger los datos las empresas B2B?

El fin último que se persigue con estos activos puede ser muy diverso. Algunos negocios las utilizan para aumentar las ventas cuando sus productos o servicios no están recibiendo todas las que debería, pero otros las emplean para atraer clientes, enganchar a su público potencial, promover sus productos --algo que se refleja en los meses referentes de ofertas, como enero, julio y diciembre--, promover la participación, etc. Sin embargo, una oferta comercial es una ventana abierta a la capacidad de trabajo y el valor de este estipulado por la empresa proveedora y relacionado con un proyecto concreto.

Dicha información, extrapolada del contexto, es muy perjudicial para la empresa que entrega la oferta, sobre todo en aquellos casos en los que se ofrecen condiciones muy distintas a las pública o estándar.

Los datos de la información intercambiada con proveedores

Peticiones de ofertas y pedidos, contratos, facturación, acuerdos, albaranes, etc. Estos documentos albergan información sobre las empresas, precios, nombres y apellidos, DNI, números de teléfono, números de cuenta, etc. De acuerdo con el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), “aunque nuestra empresa esté fuera de Europa, si tenemos clientes europeos también deberemos cumplir con el reglamento”.

Objetivo del intercambio con proveedores

Las empresas mantienen relación con proveedores por ser los encargados de surtir con existencias necesarias para el desarrollo de su actividad. Su objetivo principal es abastecer a otras empresas de dichas existencias, bien para transformarlas y utilizarlas en sus procesos, o bien para venderlas directamente. Sirvan de ejemplo las materias primas o los productos que compramos en el supermercado.
Así que nos encontramos ante dos realidades diferentes pero perfectamente conectadas con la circulación de datos en los negocios B2B: ofertas y proveedores.

Cuida las relaciones B2B.

 

 


Lo más leido